Concurso para estudiantes de Arquitectura Santiago Humano y Resiliente premió a sus ganadores

Luego de un proceso de recepción de propuestas que comenzó en marzo de este año del cual 12 grupos fueron seleccionados finalistas, el jurado del concurso para estudiantes universitarios “Santiago Humano y Resiliente” escogió a los seis grupos que verán materializadas sus ideas.

El certamen convocó a estudiantes universitarios de todo Chile para dar vida a proyectos de alto impacto social y territorial con potencial de ser escalables a nivel regional, que permitan hacer de esta ciudad una urbe más humana y resiliente respondiendo a las realidades identificadas en las particularidades del territorio y sus habitantes.

Las iniciativas debían responder a desafíos generados a partir de los seis pilares de la Estrategia de Resiliencia: movilidad, medio ambiente, seguridad, gestión de riesgo, desarrollo económico y competitividad y equidad social.

De los 25 proyectos recibidos, fueron seleccionados 12 proyectos finalistas que recibieron el apoyo de mentores urbano – sociales para la maduración de las propuestas. Los profesionales involucrados en este proceso fueron Ignacio García, socio fundador de la oficina UMWELT; Pilar Goycolea, Directora Ejecutiva de la Fundación Urbanismo Social; Diego Romero, arquitecto equipo concurso Santiago Humano y Resiliente; Rafaela Behrens, arquitecto UC y Msc en Eficiencia Energética; Paola Jirón, Directora INVI; Cristina Huidobro, arquitecto equipo Concurso Santiago Humano y Resiliente; Juan Eduardo Ojeda, jefe de línea Prácticas EARQ UC; Catalina Justiniano, Directora Ejecutiva Junto al Barrio y Juan Pablo Urrutia, arquitecto equipo Concurso Santiago Humano y Resiliente

Luego, un jurado compuesto por Gabriela Elgueta, Directora Ejecutiva Resiliencia Stgo; Víctor Gubbins, Premio Nacional de Arquitectura; Pablo Larraín, Presidente AOA; Alberto Texido, Presidente CAA; Juan Felipe López, Director Laboratorio de Gobierno; y Juan Pablo Fuentealba, Consejo Nacional de la Cultura y las Artes; escogió las ideas ganadoras. Cristián Robertson, Director del Concurso, afirmó que los proyectos seleccionados serán construidos en un lugar específico de Santiago, con la posibilidad de escalarlos a un nivel regional con intervenciones de alto impacto territorial.

Bajo esta premisa Claudio Orrego, Intendente de la Región Metropolitana, felicitó a todos los participantes y destacó la importancia de este tipo de iniciativas, ya que contribuyen en mejorar la calidad de vida de las personas por medio de intervenciones sencillas y replicables de “acupuntura urbana” . A lo que agregó: “los proyectos presentados son ideas que nacen gracias al talento, el ingenio y la investigación de los estudiantes y su interés de contribuir en la construcción de una mejor ciudad para todos”.

Ganadores

Los proyectos que resultaron triunfadores destacan por su variedad en lo que respecta a soluciones urbanas. Por ejemplo, “Huerto Itinerante”, de alumnos de la Pontificia U. Católica, busca crear comunidad en torno a plantaciones móviles y huertos urbanos. Por su parte, la iniciativa de los estudiantes de la U. del Desarrollo, “Metro al Cubo”, tiene por objetivo eliminar los microbasurales de Santiago por medio de la construcción de mobiliario urbano a partir de los escombros, mientras que “E.P.E.”, también de futuros arquitectos de la PUC, cala en el ADN de los chilenos, puesto que propone una estructura de encuentro y resguardo ante emergencias o desastres.

Al Borde de la Cancha”, idea concebida por alumnos de la U. de Chile, mira el fútbol amateur de los barrios y cómo el espacio del campo de juego podría contribuir a mejorar en el entorno de sus habitantes. “Juegos de Lenguaje”, proyecto que también viene de estudiantes de la Universidad de Chile, en tanto, se alza como espacios didácticos de juego y aprendizaje asociado a jardines JUNJI. Finalmente, “Loop”, de alumnos de la UNAB, reconfigura la manera de entender los juegos infantiles públicos de una forma sencilla y aprovechando los espacios.

Cada una de estas iniciativas ganadoras tendrá un monto de cinco millones de pesos para ser construidas y así dar la oportunidad a los habitantes de Santiago de vivir en una ciudad mucho más Humana y Resiliente.



LEAVE A COMMENT